domingo, 10 de junio de 2018

Curiosidades y cosas a tener en cuenta, si vas a Italia

Hay una serie de cosas que nos llamaron bastante la atención de nuestro viaje por el sur de Italia, fuimos desde Ortona bajando por la costa Adriática hasta Santa Maria di Leuca, un cabo en el tacón de la bota, para después descansar unos dias en Pescoluse, la zona llamada las Maldivas italianas, o más bien, las Maldivas de Salento, y subir hacia Salerno pasando por Matera, para disfrutar de la costa amalfitana desde Salerno a Nápoles.

Curiosidades sobre la comida.
  • En la mayoría de los sitios te cobran por los cubiertos, puede ir desde 1€ a 2,50 por persona, depende del tipo de sitio donde vayas a comer.
  • Si pides una hamburguesa, a no ser que te pongan una foto y veas como es, generalmente te la ponen sin pan, te ponen la carne a un lado del plato y la ensalada al otro. Por otra parte, no siempre lo que lees es lo que crees, en Otranto, pedimos, yo pulpo con salsa vinagreta y Miguel pulpo en salsa verde y cuando la camarera nos lo trajo era un bocata de pan redondo, por cierto, que estaba muy bueno.
  • La cerveza es la bebida mas barata de alcohol, la cerveza italiana Peroni esta muy buena.
  • Si pides agua sin especificar, en muchos sitios te ponen agua con gas, hay que pedir agua natural.
Curiosidades sobre la carretera y la conducción.

Empezamos por el alquiler de coche, la cuestión es coger uno pequeño, nosotros pedimos un fiat 500 o similar, cuando llegamos nos dieron un smart fourfour, donde cogían 4 personas y en el maletero solo dos maletas de mano y una bolsa. Las ventajas de alquilar un coche pequeño son que si hay que callejear las calles son pequeñas y estrechas con un coche mediano o grande se plantean muchos problemas, además puede ser que el GPS te mande coger una ruta donde tienes que ir por carreteras muy estrechas como nos paso en algunos momentos que cruzarse con otro coche era algo inviable por muy pequeños que fueran estos.
Pero hay mas cuestiones por los que alquilar un coche pequeño, en esta parte sur de Italia la conducción es temeraria ya que puede ser que en algún momento tengas que salirte al arcen para que no estén tres coches pareados en dos carriles cuando el de detrás de ti decide adelantarte teniendo un coche enfrente en el otro carril.
Luego por otro lado, esta el tema del aparcamiento, generalmente suele ser zona azul, la zona blanca suele estar a las afueras y dependiendo donde si se aparca en zona blanca luego queda un pateo hacia la zona centro, muchas veces la zona azul esta llena y se tarda mucho en aparcar por lo que si el tiempo va justo lo mejor es meter el coche en un parking pero la mayoría son pequeños y estrechos. Llegas a la entrada no tienes que coger ticket porque entras y dejas el coche a la entrada y la persona que esta a cargo del parking te lo aparca donde haya hueco o donde pueda. 
A la hora de conducir, te encuentras con adelantamientos en raya continua, adelantamientos donde el de enfrente se parea con el coche que adelanta y el adelantado. O adelantar por un carril que va para la izda. La velocidad no se respeta en absoluto, el autopista el limite se establece en 130 kms, pero en carretera nacional tienes 90 o incluso 50 kms.
Al principio respetas las señales de limite de velocidad, no se te ocurre adelantar en raya continua, te parece una locura pero luego piensas que en España lo has hecho mas de una vez seguro y en aquellos momentos te parecia como uf! he adelantado en raya continua buaf!! que fuerte, pero en Italia a medida que pasan los dias lo haces y te parece como algo de lo mas normal.
El primer día llegamos a un carril de incorporación a la autopista y nos encontramos en el carril dos filas de coches pareados aquello fue brutal pero luego poco a poco te acostumbras. Puedes llegar a incorporarte a la autopista como pasa en Salerno para ir a Napoles donde tienes que atravesar un cruce, tienes que ir a la izda viniéndote coches por el frente. Sálvese quien pueda!!!!.
Si tienes que ir a la izda no tienes semáforo, solo hay semáforo para ir a la derecha o de frente, y claro ahí eres valiente o imprudente, no se, de hecho si te quedas en medio del cruce no pasa nada todos te cederán el paso para que salgas del cruce sin estrés y sin que te pite nadie.
Los peatones pueden pasar por donde les de la gana que todos los coches y motos paran.
Las motos otro tema que da miedo, las motos con tal de adelantar se meten por donde sea entre tu y el que te viene enfrente o por el arcén, donde vean un mínimo hueco para pasar.
Y es que a pesar de ser un caos, la conducción es el orden dentro del desorden.
Nadie te pita por cometer una imprudencia, solo se pita en los atascos.
Necesitas tener temple y nervios de acero, si eres como yo de las personas que enseguida se mosquea no eres apta para conducir en ciudad en Italia, de hecho yo iba por autopista o nacional y a las ciudades pequeñas, Miguel se encargaba de conducir en ciudad, gracias a eso el coche sin un rasguño.
Recorrimos 2248 kms.
No te asustes cuando veas que vas por autovía o nacional y ves mujeres ejerciendo la prostitución en medio de la nada, eso fue mas habitual en la costa adriática.
También es muy típico ver a lo largo de la carretera sobretodo en nacional, ver flores a un lado de la carretera con la foto del finado.

Curiosidades sobre la limpieza

Lo mas fácil del mundo es cuando vas por autopista o carretera nacional ver en los arcenes basura, esta todo muy descuidado, cuando vas a los miradores algunos son auténticos vertederos, en las playas a la entrada puede ocurrir lo mismo. Napoles por ejemplo, esta llena de basura por todos lados, hablo del centro y la zona del puerto, supongo que la zona moderna, donde esta el distrito financiero, a la que no fuimos estará mas cuidada,
Que no sorprenda ver los edificios medio hechos polvo, ya explique hace unos días porque es,  y tampoco el tema de la ropa tendida en las calles, o la fruta y el pescado en puestos en la calle. Napoli è diverso.
Al contrario de lo que ocurre en la calle, en los sitios públicos los baños suelen estar muy limpios y cuidados.

Curiosidades de las playas

Las playas tienen su parte publica y su parte privada, la privada corresponde generalmente a hoteles o chiringuitos de playa que te pueden hacer ofertas de parking, hamaca y sombrilla. 
Los aparcamientos en zona de playas son todos zona azul.
En la parte publica de las playas suele haber basura y estar un poco descuidadas, si no quieres aparcar en zona azul puedes aparcar en parkings privados por supuesto de pago.

Costumbres.

A pesar de ser un poco morboso, también es curioso, ver las esquelas en los tablones de anuncios llama la atención porque suelen ser en tamaño A3 como mínimo, y la mayor parte de las veces con foto de la persona.

Fue un viaje plagado de anécdotas y buenos momentos, la gente es muy amable, intenta hacerse entender, aunque si es cierto, que solo con el español resulta complicado, hay zonas donde el ingles es fundamental si no sabes italiano, pero en cuanto te oyen hablar en español, si ellos no saben hablarlo ya te hablan en ingles.
Intentamos parlar italiano y se dio alguna situación graciosa en la que dijimos una frase con palabras en italiano, y las que no sabíamos en español y en ingles.
Un viaje que volveria a repetir sin duda!!!




viernes, 8 de junio de 2018

Dia 13. Fin de viaje. Italia - España

Hoy dimos por terminado este viaje, abandonamos Italia con una temperatura estupenda y luciendo el sol, llegamos a Santander con nubes y claros, pero a medida que nos acercábamos a Asturias, la lluvia hizo acto de presencia para darnos la bienvenida y recordarnos que aquí el sol se esconde la mayor parte del año.
Llegamos al aeropuerto de Roma después de haber pasado la noche cerca del aeropuerto para no tener que madrugar mucho, nos dirigimos a dejar el coche de alquiler a la compañía GOLDCAR, había una pareja con cara de susto por lo que les estaba contando la chica del mostrador, que no era la bruja de Tiziana, estaba intentando venderles un seguro muy caro y también que en Italia se necesita si o si porque conducen fatal que el seguro de AXA básicamente te dicen que es una mierda y no sirve para nada.
Tengo que hacer un inciso y comentar que cuando alquilas el coche por Internet se te ofrece un seguro de AXA, que supongo que casi todos aceptamos porque no es caro y se supone que cubre bastantes cosas, digo esto porque nosotros lo cogimos y estos chicos también. 
Miraba sus caras y pensaba si las nuestras habían sido del mismo acojone que las suyas.
Cuando llego nuestro turno el chico que había en el mostrador nos quería vender la moto de que la próxima vez que alquiláramos un coche en Italia cogiéramos su seguro y volvió a repetir lo mismo que la chica a la otra pareja que el seguro de AXA no era bueno.
Fuimos a revisar el coche, es la primera vez que alquilo un coche y al ir a dejarlo van a revisarlo, se quedo alucinando ni un rasguño, eso si, sucio por fuera a mas no poder por culpa de los mosquitos y después de más de 2200 kms recorridos por carreteras de todo tipo y en todo tipo de circunstancias.
Mientras revisaba el coche deseamos suerte a la otra pareja que ya estaba cogiendo el suyo.
Cogimos el avión y en 2 horas y cuarto estabamos ya en Santader, recogimos nuestro coche y pusimos rumbo a casa.

jueves, 7 de junio de 2018

Día 12. Salerno - Napoles

Ayer después de la cena de cumple de Miguel, cantar el cumpleaños feliz, pedir un deseo y soplar velas, tocó despedirse de los chicos, que seguirán en Salerno hasta que cada uno termine el curso. Hoy el día amaneció soleado y anunciaba calor, madrugamos un poco porque había que continuar viaje hacia Napoles, nuestra última parada de este viaje por el sur de Italia. Antes de salir buscamos un parking entre el castel dell ovo y el duomo, entrar en Napoles fue toda una aventura, atascos y todos cruzándose con todos, dan más miedo los motoristas que los conductores de los coches. 
Como siempre el GPS nos llevó al destino sin problemas, dejamos el coche en el parking y salimos a ver el castel dell ovo, es una fortaleza normanda que para no variar fue español, cuando éramos dueños de medio mundo, es enorme la visita es gratuita, tiene unas vistas muy chulas de Napoles y de su golfo. Ni que decir tiene que el sol cascaba de lo lindo.
Salimos del castel en dirección al duomo que caminando se encuentra como a tres kms, pero vas callejeando, pasando por la plaza del plebiscito donde se encuentra la basílica de Francesco di Paula, el palacio real, el palacio Salerno y el palacio de la prefectura. 
Más adelante nos encontramos con vía Toledo una de las calles más importantes de Napoles con un kilómetro y pico de longitud y llena de tiendas, y por supuesto, llena de gente. 
A ella da la galería Umberto I, una galería comercial creada durante el siglo XIX, que sufrió muchos daños durante la 2 guerra mundial, tiene una bóveda de cristal impresionante y en el suelo hay mosaicos, merece la pena entrar y verla más por como es que por las tiendas que tiene dentro.
Saliendo de la vía Toledo, en busca del duomo nos encontramos con las visitas al Napoles subterraneo, habíamos buscado en internet para hacer esa visita y lo que nos aparecía en español suponían 52€, Rosario nos había dicho que se podía hacer por unos 10€ y que lo habían encontrado en la calle sin buscar en internet. Allá que nos fuimos, la visita duro 1 hora y media, y bajamos 35m, vimos el antiguo acueducto romano que suministraba agua a la ciudad y lo hizo durante 23 siglos, con sus cisternas para almacenar el agua que luego más tarde se utilizaron durante la Segunda Guerra Mundial como refugios antiaéreos y una vez terminada la guerra se usaron como casas para aquellos que habían perdido la suya por los bombardeos, más tarde se usaron como basureros hasta que en los 80 se recuperaron como parte de la historia, también vimos parte de un teatro romano que se encontraba en una bodega de una casa, u otra parte, en una carpintería, y es que el teatro se encuentra debajo de un grupo de casas.
Termino la visita y nos fuimos al duomo dedicado a Santa Maria Assunta, donde se encuentra la cabeza de San Genaro. La catedral merece la pena verla y es gratis la entrada, eso sí, nada de ir en tirantes porque sino no entras.
Tocó comer y aprovechar para hidratarse porque el calor que parecía de nube hacia que el aire fuera un aire caliente que no ayudaba a respirar bien.
Una vez que repusimos fuerzas tocó seguir callejeando, llegando a ver una boda, o los bomberos de Napoles ensayando a paso marcial como si fueran militares.
Napoles es un mundo dentro de Italia, de lo que llevo recorrido de Italia no hay nada que se parezca, es una ciudad caótica, donde los napolitanos ye intentan vender de todo, tiene un casco antiguo declarado patrimonio de la humanidad pero donde los edificios están en un estado lamentable, debido a que durante la Segunda Guerra Mundial fue muy dañada por los bombardeos y se levantaron los edificios con materiales de baja calidad lo que está repercutiendo hoy en día en el estado que tienen.
La ropa en los tendales es un signo clásico de Napoles, te lo puedes encontrar en cualquier calle, resulta curioso ver los pequeños comercios, como las pescaderías te muestran en plena calle los pescados y mariscos.
Es una ciudad muy bulliciosa y con mucha gente, llama la atención la cantidad de policía y de militares que te encuentras en la calle.
Dicen que no es una ciudad segura nos recomendaron no llevar la cámara a la vista, y siempre llevar el bolso por delante, pero nosotros no vimos nada raro, supongo que pasear por El Barrio español(uno de los peores barrios) de noche no es lo mismo que a pleno día.
Si no se tiene tiempo sería una buena ruta la que hicimos hoy, si hay más tiempo Napoles tiene mucho que ver. 
Siguiendo un consejo no fuimos al castel Nuovo, dicen que es muy bonito por fuera pero por dentro no merece la pena, nosotros decidimos la opción de callejear.





Día 11. Salerno - Positano - Amalfi - Vesubio - Salerno

Hoy amanecimos con celebración,  era el cumple de Miguel, tocaba ir por la costa amalfitana, la primera visita del día era Positano, decidimos ir por mar, el tema del coche es complicado porque hay que ir por la carretera de la costa que es estrecha y sinuosa y después hay que buscar aparcamiento a las afueras de los pueblos, son de pago. 
Cogimos el barco a las 9 menos 20 con lo cual puede que sea el día que más hayamos madrugado, a esa hora ya la temperatura era ideal, fuimos en la parte de arriba del barco que por cierto, iba lleno, llegamos a Positano con sol, perdernos por sus calles, visitar el duomo y tomar una cerveza para combatir el calor, El duomo de Positano no fui no fa.
La siguiente visita era  Amalfi, lo mismo perderse por sus calles y visitar el duomo que es impresionante, tiene una cripta donde se encuentran las reliquias de San Andres que fueron traídas desde Constantinopla durante la cuarta cruzada, entre las reliquias se encuentra el cráneo que se encuentra en una de las capillas de la catedral.
El resto de pueblos de la costa Amalfitana son más pequeños que Amalfi y Positano, si hay tiempo de sobra se pueden ver pero si solo tienes unas horas o un día lo suyo es ver Amalfi y Positano. Una curiosidad es que tanto Positano como Amalfi, tiene una cantidad de tiendas increible.
Después de esta visita había que volver a Salerno, comer y darse una ducha si había tiempo para subir al vesubio.
Nos encaminamos al vesubio con Rosario y Uri, el tomtom nos mando hasta Herculano para llegar al parque nacional del Vesubio, también se puede ir desde Torre del Greco, llegamos a un lugar donde una flecha nos indicaba por donde seguir y un hombre nos explicaba que había dos opciones, la primera subir durante 3 kms a pie, o bien coger un bus que costaba 1 €, desde donde te deja el bus hay como un km para llegar la final de recorrido.
La opción de subir a pata los 3 kms la descartamos rápidamente, había que subir en cuesta y con mucho calor, así que nos subimos a la furgo-bus, luego toco comprar el billete y subir caminando por un camino de lava, desde el cual vas viéndo el cráter a tu izda. y a la derecha te encuentras con todos los pueblos que hay, desde Pompeya, Torre del Greco, Herculano, etc.
En este tramo que todos vamos andando, hay chiringuitos que te venden bebida y artículos de souvenirs, hay que decir que había bastante ambiente. En esta época del año cierra a las 5 de la tarde, a partir de esa hora ya no suben turistas.
Tuvimos mucha suerte porque estaba despejado y pudimos perfectamente ver Capri o el golfo de Nápoles, estábamos a 1281m.
Después de bajar del Vesubio, tocó volver a Salerno darse una ducha y dejar medió hecha la maleta.
Una vez que terminamos toco salir a tomar algo y después cenar con Uri y Rosario. Al finalizar la cena, sorpreson para Miguel llegaron sus velas para apagarlas y cantarle el cumpleaños feliz ( por superto esto fue cortesías de Rosario y de Uri, yo no sabía que tenían una pequeña sorpresa.
Toco volver a terminar con la habitación e irse a la cama.

martes, 5 de junio de 2018

Día 10. Salerno - Pompeya - Salerno

Una vez más nuestra intención era ir por la costa amalfitana, pero en el último momento decidimos ir a Pompeya.
Era mi segunda visita, la primera vez había estado con una visita guiada que había durado 2 horas y media, hoy nuestra visita duró desde las 10 y 30 de la mañana hasta las 3 y 30 o algo más, y es que Pompeya hasta que no estás en ella no te haces una idea de lo grande que era la ciudad y eso que todavía solo tienen excavadas 45 hectáreas de las 66 que tenía la ciudad antes de sumergirse bajo las cenizas del volcán. 
Como el resto de días de nuestro viaje, el calor era agotador, había gente pero no tanto como esperábamos, había zonas en las que íbamos prácticamente solos, también hay que decir que había muchos grupos con guías y esos se mueven por unas partes determinadas, por lo más turístico.
Pompeya requiere su tiempo pero si uno no tiene debe planificar la visita antes, para poder ver lo más llamativo porque Pompeya podría requerir al menos un día entero. Ni que decir tiene que dentro hay varias zonas con baños, y con lugares donde puedes comprar comida y bebida( esta última fundamental para no morir de insolación).
Salimos de las ruinas y decidimos comer enfrente de la puerta por la que salimos y entramos, que por cierto, decidimos no entrar por la puerta principal por si había mucha cola, entramos por la puerta del anfiteatro, hay que tener en cuenta que te ofrecen mapas con los sitios que no deberías dejar de ver pero claro té cobran, esto antes de llegar a la puerta donde sacar las entradas, que valen 15€, te dan un mapa que te sirve para ubicarte y luego simplemente necesitas internet y encuentras lo que te interesa, es lo que hicimos nosotros.
Por cierto, aparcábamos en un parking al lado de las ruinas.
Volvimos a Salerno y una ducha para refrescar lo mejor, después paseo con la family, visitando el duomo de Salerno que se caracteriza por un patio al aire libre en su interior, que luego da acceso a la catedral, después de esta visita,  paseo al lado del mar y tomar una cerveza. 
La visita continuó por la calle del corso, calle principal de tiendas, una pareja volvió a casa y la otra siguió el paseo para acabar cenando en una terraza, disfrutando del buen tiempo mientras se pueda.

Día 9. Salerno - Paestum - Herculano - Sorrento - Salerno

En un principio la intención era ir en barco por la Costa amalfitana pero nos levantamos y estaba nublado amenazando con caer tormenta, así que hubo cambio de planes y nos fuimos a Paestum, de las pocas ciudades griegas en Italia, con tres templos interesantes para ver, ni que decir tiene que si no te gusta ver ruinas pierdes el tiempo en Paestum.
De camino allí nos pilló la tormenta pero luego de llegar ya teníamos un sol de justicia calentando. Aparcamos a la entrada de la muralla en un parking improvisado donde no había zona azul. Con la entrada a las ruinas puedes acceder al museo arqueológico que hay al lado para mí lo más interesante fue la tumba d un soldado.
En Paestum estuvimos como dos o tres horas contando también la hora de comer, después sobre las tres de la tarde pusimos rumbo a Herculano, ciudad que quedó sepultada bajo la lava del vesubio a la vez que Pompeya, es una zona pequeña la que está descubierta pero hay cosas que están muy bien conservadas, lo que más impresiona son una especie de garajes que usaban para guardar cosas de pesca, donde aparecieron más de trescientos cadaveres, (pueden verse algunos esqueletos) de personas que fueron allí a refugiarse y murieron por las altas temperaturas que generó la eripcion del volcán. Seguía haciendo muchísimo calor pero lo bueno era que no había mucha gente.
 Herculano es menos visitado que Pompeya porque está tiene un espacio mucho mayor descubierto.
Aparcamos el coche en un parking que hay justo al lado de las ruinas y que como no es de pago, lo mejor es que hay máquina para pagar pero a nosotros nos cálculo el pago un señor mirando la hora de llegada y sumando con los dedos las horas para luego sumar mentalmente el precio, en Herculano estuvimos 2 horas y media más o menos.
Tomamos un refrigerio allí y después pusimos rumbo a Sorrento primero por autopista y luego ya por la costa por una carretera estrecha y llena de curvas donde como siempre los italianos van con conducción temeraria total y aquí encima añadimos las motos porque mucha gente las usa.
Bajando y viendo la Costa nos adelantó un coche que llevaba un frigorífico en la vaca.
El gps nos llevó al centro de Sorrento y sin darnos cuenta nos encontramos callejeando sin saber por dónde salir, con callejuelas muy estrechas en las que los retrovisores corrían auténtico peligro, cuando veíamos que la cosa se ponía ya muy negra, por fin, conseguimos ver un poco la luz cuando ya nos vimos en una calle normal, aparcamos en un parking por supuesto de pago, y dimos una vuelta por Sorrento con las calles llenas de gente, tiendas y bares a uno y otro lado de las calles, cenamos en una terraza y vuelta a Salerno, esta vez la vuelta fue por autopista.

lunes, 4 de junio de 2018

Día 8. Pescolusse -Matera - Salerno

Después de que los mosquitos o alguna araña se diera un festín con mis piernas, empezamos el domingo con muchísimo calor, hoy tocaba venir hasta Salerno a visitar a Rosario y a Uri, gracias a que están aquí comenzó esta idea de viaje de ver el sur de Italia.
En el camino a Salerno decidimos parar en Matera que nos pillaba de camino, es el pueblo más antiguo del mundo que está habitado y es patrimonio de la humanidad desde 1993, en el se ha rodado la pasión de Cristo de Mel Gibson.este año es capital cultural europea.
Hay un castillo pero no se puede visitar y solo tiene 3 torres, no merece la pena hacer una visita.
Lo interesante de Matera está en los sassi son las casas construidas en la roca, ya desde la época paleolítica. El casco antiguo es diferente a todo lo que vimos hasta ahora, tiene una catedral que por fuera no refleja para nada como es su interior, está dedicada a Santa María sella Brunna y está en la parte más alta de la vivita. Eso sí, hay que ir de forma recatada no puedes ir en tirantes, pero si este fuera el caso como me pasó a mi, a la entrada tienen unas telas que te permiten cubrirte, y así poder ver la catedral por dentro.
El calor era insoportable y en el barrio de los sassi estas todo el rato subiendo o bajando escaleras con lo que entre el calor y el cansancio una ya tenía bastante.
Aprovechamos para comer en Matera con vistas a los Sassis, y después salimos rumbo a Salerno, durante muchos kms resultaba prácticamente imposible encontrar una gasolinera y el depósito necesitaba ya llenarse, al final cerca de Potenza apareció la gasolinera donde repostar y aliviar el excesivo calor, por cierto, hicimos parada rápida en Potenza pero no vimos nada interesante, es una ciudad que ha sido reconstruida varias veces a causa de los terremotos, entonces igual es por eso.
Volvimos a la carretera en dirección a Salerno, nos encontramos con retenciones en la entrada de la ciudad, aunque llegamos sobre el tiempo previsto por el tom tom, llegamos al b&b nos dimos una ducha y nos fuimos en busca de Rosario y de Uri, caminamos por el paseo, nos tomamos algo y cenamos y de vuelta al b&b el cansancio hace mella.